Connect with us

Cultura

La dislexia supone un problema para el 10% de la población

Publicado

el

La web sobre embarazo, maternidad y cuidados de la mujer Soloparamadres.com, ha querido conocer más sobre la situación de la dislexia.

La dislexia es una discapacidad de aprendizaje que puede resultar frustrante para quienes la padecen. Ocurre principalmente en niños de entre 7 y 9 años, pero la Organización Mundial de la Salud dice que el 10% de la población mundial padece este trastorno. La dislexia no permite la comprensión adecuada del lenguaje al leer y escribir, lo que plantea un problema de funcionamiento en el aprendizaje temprano y más tarde en la edad adulta. Este trastorno es de naturaleza neurológica y genética, por lo que si un padre tiene dislexia durante su vida, es muy probable que sus hijos también la padezcan.

Como padre, lo más preocupante de descubrir que su hijo tiene dislexia es cómo hacer que su hijo vaya a la escuela. La pedagogía actual se apoya desde el principio en la lectura y la escritura, dos puntos con los que más luchan las personas con este trastorno. Esto podría ser un problema que dé lugar a otros trastornos como ansiedad, baja autoestima o un episodio depresivo. La incapacidad de mantener el mismo ritmo general que sus compañeros de clase es algo que el niño puede no entender y puede abandonar la escuela. Por esta razón, las escuelas deben esforzarse por ayudar a los estudiantes que necesitan su propio ritmo de aprendizaje. El primer paso para tratar la dislexia es recibir un diagnóstico especializado para identificar las necesidades y dificultades específicas de cada caso. Los profesionales que a menudo trabajan en equipo para tratar y diagnosticar la dislexia incluyen, entre otros, neuropsicólogos, pediatras, patólogos del habla y el lenguaje, otorrinolaringólogos y oftalmólogos. Pero no solo contar con un buen equipo médico, el apoyo familiar es muy importante para la persona afectada. Preguntamos a los lectores de soloparamadres.com qué técnicas funcionan mejor para sus hijos cuando tienen dificultades, las más populares de las cuales son:

  • Apoyando pequeñas ganancias. El progreso, por pequeño que sea, es muy motivador, especialmente cuando cuenta con el apoyo de personas importantes en la vida de un niño, como la familia o los padres. Pequeñas recompensas en forma de juegos u ofertas de afecto son la forma más eficaz de motivarte a seguir avanzando.
  • Juego. Aprender jugando es una de las mejores actividades porque el conocimiento se absorbe de manera más eficiente y es una actividad divertida que estimula a los niños a querer participar en un proceso que puede ser largo y agotador.
  • Dislexia por compresión. Es importante ser consciente del problema y saber explicarle al niño o al afectado que lo que está sucediendo es normal. Una de las consecuencias de la dislexia en la vida diaria de un niño es el acoso que puede experimentar debido al lento aprendizaje y la incapacidad para leer o escribir correctamente. Por eso, es importante decirle que no se trata de un problema de inteligencia, sino de un trastorno neurológico que se puede superar y tratar.
  • Siempre consulte a un terapeuta para diagnosticar y tratar la dislexia. Siempre es necesario visitar a un especialista para conocer el alcance del problema de manera confiable y precisa y así obtener el tratamiento correcto.

Sigue leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tamaño máximo de subida de archivos: 256 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí