Connect with us

Mindfulness

El sentido del duelo

Publicado

el

Necesitamos comprender qué es el duelo para poder vivirlo de forma consciente.

El duelo es un proceso del individuo que nace. Las emociones, la duración del mismo y las sensaciones que produce en la persona, dependen de múltiples factores:

La creencia de la persona sobre su capacidad para poder vivir y lograr integrar ese proceso. Por otro lado, es importante que la persona sea consciente de sus propios recursos y, también, de los recursos psicosociales con los que puede contar. Comprender que en un proceso de duelo, depende de cómo sea interpretada la amenaza que supone esta situación para la persona, puede resultar más complejo o menos. Si estamos en un duelo que sentimos complejo, no es motivo para alarmarse. Solo necesitará de más espacio y tiempo, siempre que pongamos en marcha todos los recursos que estén en nuestra mano. Es por esto que la recomendación de todos los expertos es tratarlo de una forma precoz por varias razones:

  • La primera es poder prevenir los síntomas físicos que puedan producirse por evitar sentir el malestar que estas situaciones provocan.
  • La segunda razón es poder apoyarnos en personas externas a la situación que puedan acompañarnos en el proceso de una forma objetiva y con herramientas probadas y útiles. No podemos obviar que cuando estamos en una situación de duelo, la labilidad emocional puede jugarnos malas pasadas, lomás sencillo para nuestro cerebro es olvidar. Sin embargo, esto no es posible. Lo que si es posible es convivir con la situación y poder aceptarla con ayuda, permiso y tiempo.
  • La tercera razón por la que intervenir de forma precoz la baso en la importancia de poder desmitificar los recuerdos y los objetos físicos en los que nos solemos anclar para evitar el proceso de la aceptación, ya que es un proceso arduo y nos lleva fuera de lo conocido, de nuestra zona de confort. Esto puede producir un enlentecimiento de la asimilación de la realidad que vivimos si estas acciones son mantenidas en el tiempo.

El duelo por pérdida de un ser querido implica no solo el recuerdo de la persona que ya no está sino también la necesidad de mantenerla con nosotros de alguna manera. Es clave aprender a mantener vivo el recuerdo sin necesidad de que la persona esté presente para encontrar paz ante la pérdida.

El duelo tiene las siguientes fases y cada una de ellas son necesarias para la resolución de la situación. Algo a tener en cuenta es que no todas las personas pasan en el mismo orden cada una de estas fases. Conocer la fase en la que nos encontramos nos ayuda a darnos cuenta de lo que necesitamos para pasar a la siguiente. A continuación vamos a ver dos formas de clasificación de dicho proceso con el fin de poder ampliar el abanico de sensadiones y realidades.

1. “Entumecimiento y embotamiento” (Shock): en esta fase aparece fundamentalmente embotamiento afectivo, sentimientos de irrealidad (“no puede ser verdad”), incredulidad… en este momento se produce la etapa de la negación.

2. Anhelo y languidez: largos períodos de pena y anhelo intercalados con otros de ansiedad y tensión. Se pueden añadir a esta confusión emocional sentimientos de ira, autoreproches, baja autoestima y aturdimiento. La persona se puede sentir insegura y con la sensación de estar esperando cualquier desastre de un momento a otro.

3. Desorganización y desesperación: disminuye la intensidad emocional y aparecen amplios períodos de apatía y de desesperación. Todos los deseos se ven disminuidos y se prefiere no mirar al futuro. Puede aparecer aislamiento social y el doliente puede comportarse como si hubiese sido mutilado físicamente.

4. Reorganización y Recuperación: Primero se recupera el apetito por la comida. Los aniversarios suelen ser momentos de revivir el duelo, pero una vez pasan puede haber una mejora del humor y la energía. Las vacaciones pueden ser un momento de escape de todo lo que recuerda al fallecido. Aparecen otra vez, paulatinamente, las motivaciones.

Etapa de la negación. Esa negación puede inicialmente amortiguar el golpe de la muerte de un ser querido y aplazar parte del dolor, pero esta etapa no puede ser indefinida porque en algún momento chocará con la realidad.

Etapa de la ira, se caracteriza por la frustración que provoca la pérdida y se intenta buscar un culpable para calmar la mente. En ocasiones ese culpable que encontramos es uno mismo. No es real pero nuestra mente se calma por un instante, a pesar del malestar que esto provoca.

Etapa de la negociación, intención de reformular la situación y se fantasea con la idea de revertir el proceso. El dolor se calma un poco cuando por un instante parece que ya no estamos en peligro.

Etapa de depresión, (no se refiere a un trastorno depresivo). Dejamos de fantasear y nos damos de lleno con la realidad. La sensación es de vacío existencial.

Etapa de aceptación, Es en el momento en el que se acepta la muerte del ser querido cuando se aprende a seguir viviendo en un mundo en el que ya no está. En parte, esta fase se da porque la huella que el dolor emocional del duelo se va extinguiendo con el tiempo, pero también es necesario reorganizar activamente las propias ideas que conforman nuestro esquema mental.

Tareas y principios generales que ayudan a la superación de la pérdida.

  1. Hacer real la pérdida. No dejemos que nuestra mente intente ir por el camino que a priori parece más sencillo.
  2. Reconocer en qué fase o fases me encuentro y las emociones que siento para poder dar sentido al proceso. Todas las emociones tienen su papel dentro de este proceso, he de buscar la forma para poder entenderlo y expresar aquello que más duele.
  3. Dar espacio a la emoción de enfado y entender que lo que estamos haciendo es enfadarnos con una situación, que no nos responde, ni nos da una respuesta que nos calme, por lo que acabamos enfadados con nosotros mismos. Nos hacemos daño casi sin darnos cuenta, ya que se suma a todo el malestar ya experimentado anteriormente.
  4. 4. Explicarnos en voz alta aquello que contraste con la sensación de culpa. Esta sensación viene dada por la necesidad de comprender y completar la situación y la mayoría de las veces es infundada sin base real. Es una piedra que sobra en la mochila.
  5. Mantener momentos con uno mismo de respiración y relajación. Así como realizar, en la medida de lo posible, actividad física. Proponernos cuidar nuestra alimentación y mantener la higiene en el sueño. La ansiedad y el estrés generado en el momento puntual de la pérdida, y en juicios posteriores que hacemos de ella, puede perdurar en el tiempo si no ponemos el foco en cuidarnos para que el proceso vaya calando.
  6. Vivir la tristeza con cariño. La tristeza nos ayuda a soltar y limpiar. También, nos aporta ese punto de reflexión que nos hace ir aceptando e integrando el recuerdo de una forma más sana. Es importante no evitarla para que el proceso pueda ser completado. He de comprometerme a observar si perdura demasiado en el tiempo para poder tomar medidas.
  7. Date tiempo y espacio y no compares tu proceso con el de personas cercanas.
  8. Toma tiempo para analizar tus habilidades y recursos de afrontamiento.
  9. Pide ayuda cuando lo necesites si notas que en algún punto del proceso no te sientes con fuerzas para seguir avanzando. Es un acto de humildad y amor, no de debilidad.
  10. Gestiona el apego con lo material para poder crear una relación más pura y amorosa con el recuerdo personal.

El Duelo tiene la función de que puedas aprender a vivir con sentido tras una pérdida emocional. Y aunque el más común es el relacionado con la pérdida o fallecimiento de un ser querido, por el vínculo profundo que se genera, pasamos duelos de diversa índole a lo largo de nuestra vida que gestionamos pasando por las mismas fases anteriormente comentadas: pérdida de salud, envejecer, cambio brusco de la imagen física, fertilidad, pérdida de la estabilidad económica…

Sigue leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tamaño máximo de subida de archivos: 256 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí