Connect with us

Deporte

CORONAVIRUS Y MONTAÑA

Publicado

el

{xtypo_rounded2}

{xtypo_dropcap}L{/xtypo_dropcap}os montañeros somos gente muy activa, amantes de la naturaleza, de la libertad, de perdernos en las alturas, de compartir momentos mágicos con nuestros compañeros de aventuras.
De ahí, que la llegada de esta declaración del estado de alarma, decretada hace semanas por el gobierno de la nación, como consecuencia de la epidemia del Covid-19, nos haya pillado a todos con el paso cambiado. Esta situación de extrema gravedad, provocada por el coronavirus, empieza a causar momentos de angustia y estrés en muchos españoles.

{loadmoduleid 293}
Como deportistas que somos, nosotros también nos hemos visto obligados a parar nuestra preparación por causas ajenas a nuestra voluntad. Una circunstancia que asumimos con resignación y con la esperanza de un futuro cargado de nuevas ilusiones y retos que alcanzar. Para nosotros, vivir es como escalar una gran montaña. A veces nos encontramos con pequeñas complicaciones que la vida nos va poniendo en el camino. Pero otras veces, nos encontramos con verdaderos problemas que hacen que nuestra existencia se vuelva complicada, que nos hace estrellarnos constantemente con una realidad que nos dice sin descanso que el ascenso a la cima será más duro de lo normal.
Sin embargo, la montaña nos enseña valores fundamentales para vencer una pandemia, donde la fortaleza mental, la solidaridad y la disciplina para superar cualquier crisis son de vital importancia. En todo este tiempo hay que organizarse las rutinas y aprovechar para hacer ese tipo de cosas que, tal vez, en nuestra vida diaria no tenemos tiempo: leer un libro, arreglar las plantas de la terraza… En la vida, como en la montaña, las cosas no siempre salen como uno espera.
Todos tenemos en nuestras mochilas un sinfín de anécdotas y situaciones, algunas de ellas límite, dónde aprendimos a sobrellevar situaciones de extrema gravedad. En estas semanas de confinamiento estamos aguantando, con un futuro incierto donde no sabemos muy bien que va a pasar. En la montaña aguantas porque sabes que, cuando salga el sol, tenemos un objetivo. Es en estos momentos cuando debemos asumir que es un período transitorio que no durará siempre.
El amante de la montaña es una persona con capacidad de sufrimiento, capaz de soportar horas y horas encerradas en una tienda soportando el mal tiempo, de enfrentarse a picos escarpados, a alturas imposibles. Es una disciplina que ayuda a superarte, a ganar fuerza de voluntad y espíritu de sacrificio.
El deporte, en general, también nos enseña a ser solidarios, a tener más equilibrio emocional. Así es como tenemos que ver la situación actual. Cada día que pasa es un día menos para volver a la normalidad. Es una situación muy difícil, pero debemos tener paciencia y ser solidarios, con nosotros, pero también con los demás. Es hora de aportar nuestro pequeño granito de arena a la lucha de todos. Como en la montaña, esto es un trabajo de equipo.
Y como decimos siempre para despedirnos, más pronto que tarde.

NOS VEMOS EN EL MONTE

{/xtypo_rounded2}

Sigue leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tamaño máximo de subida de archivos: 256 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí