Connect with us

Recetas

Fabada asturiana

Publicado

el

{xtypo_rounded2}

12h remojo + 2h de cocción.   Facil.  6 personas aprox

{/xtypo_rounded2} {xtypo_rounded2}

INGREDIENTES

  • 1 trozo de panceta salada
  • 2 chorizos asturianos (pincharlos ligeramente al meterlos antes de guisar)
  • 2 morcillas asturianas
  • 1 cebolla mediana
  • Hebras de azafrán
  • Laurel en rama
  • Ajos enteros
  • Sal
  • Comino molido (nos ayudará a soltar los gases que producen las fabes)
  • Agua

{/xtypo_rounded2} {xtypo_rounded2}

PREPARACIÓN

  1. Pondremos las alubias a remojo con agua la noche anterior. Tienen que cubrir sobradamente las alubias, ya que durante el remojo, aumentarán de volumen y se pueden qued Pasar las fabes por agua y lavarlas. Ponerlas a remojo cubiertas de agua, aproximadamente, 2 o 3 dedos por encima de su nivel. El tiempo recomendable de remojo es de 12h.
  2. Una vez remojadas las fabes, en ese mismo agua, ponerlas a calentar, añadiendo la cebolla entera, el comino molido (a ojo, según nos guste más o menos esta especia.) y una hoja de laurel.
  3. Mientras el guiso rompe a hervir, podemos tostar las hebras de azafrán para realzar su sabor. Para ello nada más fácil que poner un trozo de papel de aluminio, con las hebras dentro, encima de la tapadera de la olla. Conforme vaya cogiendo calor, hará que se tueste las hebras.
  4. Cuando el agua rompa a hervir, quitar la espuma que vaya soltando con las impurezas (esto se repetirá a lo largo de toda la cocción). Añadir 2 ajos enteros, el compango y las hebras de azafrán, y salar el guiso con precaución: la costilla y el compango soltarán su sal. Si dejamos el guiso reposar de un día para otro, los sabores “subirán” y lo que hoy puede estar soso, con el reposo, puede tener su punto justo de sal.
  5. Guisar a fuego suave durante aprox 2h. Vigilar la cocción. Si hiciese falta agua, añadir poco a poco, para evitar que no tenga su caldo pero que no se convierta en una sopa. Remover siempre con cuchara de madera, y con mucho cuidado de no romper las fabes. A mí me gusta darle pequeños meneos a la cazuela, en vez de meter la cuchara.
  6. Una vez guisadas, quitar la cebolla y los ajos de la cazuela. Tapar y dejar reposar, como ya he mencionado, mejor de un día para otro.
  7. Para servir, apartar el compango de las fabes y trocearlo en rodajas o tacos generosos. Hay quien lo vuelve a meter en la cazuela, para servirlo todo junto a las fabes, y quien lo deja en plato aparte, para que cada cual se ponga en su plato la cantidad que más le apetezca. Y si este rico plato, se riega con una rica sidra natural, es placer de los placeres.

¡¡Buen provecho!!

{/xtypo_rounded2}

Sigue leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tamaño máximo de subida de archivos: 256 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí