Connect with us

Deporte

Tacatá o andador: por qué se desaconseja su uso

Publicado

el

Es muy común cuando nace un bebé que te pregunten: ¿ te han regalado ya el tacatá?, ¿ te presto el de mis hijos? y cuando el bebé empieza a voltearse, sentarse y gatear o reptar te comenten: lo que debes hacer es ponerlo en el tacatá, ya verás lo rápido que empieza a andar en el tacatá, lo más seguro es ponerlo en el tacatá así no coge nada peligroso, donde más se entretiene es en el tacatá…

Pero actualmente se ha demostrado que todos estos comentarios son falsos mitos, no solo que no son beneficiosos sino perjudiciales.

La Asociación Española de Pediatría se ha pronunciado ante este dilema con la siguiente afirmación: ¿ Cuál es el mejor tacatá? el que no se usa.

En Canadá está prohibido su publicidad y su venta. La Academia Americana de Pediatría además de lo que plantea Canadá propone programas de educación a los padres sobre los riesgos que conlleva su uso, prohibir su fabricación, prohibir su uso en centros destinados al cuidado de los niños y programas de recogida de estos dispositivos.

Diversos estudios demuestran que se multiplica por cuatro el riesgo de caerse por unas escaleras, hay el doble de riesgo de sufrir un traumatismo craneoencefálico, fractura en miembros superiores y /o inferiores, aumenta el riesgo de quemaduras e intoxicaciones, hay un retraso en el desarrollo motor y que entre el 12% y el 13% de los niños que lo usan sufrirán un accidente

¿Por qué esta desaconsejado su uso?

  • Proporciona una falsa sensación de seguridad, duplica el riesgo de golpearse la cabeza, fracturarse algún miembro, cuadriplica el riesgo de caerse por escaleras y al estar en una posición más elevada el bebé está expuesto a quemaduras y objetos cortopunzantes.
  • El bebé se desplaza a una velocidad mayor, que si lo hiciera caminando y no posee medios para frenarse.
  • Colocamos al bebé en una posición para la cual aún no está preparado.
  • No estimula el gateo ni proporciona los beneficios que este aporta al desarrollo del bebé.
  • Pueden aparecer miedos a la hora de andar sin este dispositivo, lo podemos hacer dependiente del tacatá.
  • Retrasa el desarrollo de la coordinación y el equilibrio.
  • Si está colocado demasiado alto, el bebé tiene un mal apoyo y suele impulsarse con la punta del pié, lo cual puede provocar alteraciones en el desarrollo optimo del sistema musculoesquelético.
  • Si está colocado demasiado bajo, el bebé arquea las piernas y camina arrastrando los pies, lo cual no va a beneficiar el adecuado desarrollo.
  • Dificulta el desarrollo de los miembros superiores, ya que están posicionados siempre encima de la bandeja y solo puede manipular los objetos que haya en ella.
  • El tronco del bebé esta suspendido, por lo cual no puede trabajar la musculatura de su espalda.
  • Todo el peso recae sobre sus genitales.
  • Propicia un mal apoyo de los pies.

Sintetizando, al colocar al bebé en el tacatá nos estamos saltando etapas de desarrollo, como son el gateo, volteo, arrodillado, desplazamientos laterales, los cuales son muy importantes para que el niño vaya adquiriendo conocimiento sobre sus bases de apoyo, su equilibrio, reacciones de apoyo,… y para que sus huesos, ligamentos y cartílagos vayan formándose adecuadamente; y así vaya conociendo y experimentando el mundo exterior que lo rodea cuando el esté preparado para ello.

Sigue leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tamaño máximo de subida de archivos: 256 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí