Connect with us

Deporte

La importancia del cuidador, ¿ quién cuida del cuidador?

Publicado

el

Los cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia son aquellas personas (familiares o amigos) que prestan a una persona con dependencia los apoyos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas y aquellas otras necesidades derivadas de su condición de dependencia.

Aunque todos los miembros de una familia pueden prestar los apoyos de forma que se reparte la carga y las responsabilidades, lo común es que exista la figura del Cuidador Principal.

Convertirnos en cuidadores puede acontecer de forma inesperada o poco a poco. Depende de cómo nuestro familiar al que vamos a cuidar entra en la situación de dependencia.

En cualquiera de los casos, numerosos estudios determinan que la mayoría de los cuidadores que comienzan a serlo, no están adecuadamente preparados para ello. Presentan pocos conocimientos al respecto de todas las implicaciones que cuidar tendrá en su vida cotidiana, no han adquirido las destrezas suficientes para cuidar de su familiar y de sí mismo y tienden a subestimar los problemas y responsabilidades a los que tendrán que hacer frente.

Las carencias más comunes son el desconocimiento acerca de la dolencia que afecta a nuestro familiar y la forma en que se deben prestar los cuidados que va a necesitar, la ausencia de conocimientos y habilidades desarrolladas para minimizar el impacto de los cuidados en nuestra salud y bienestar, la falta de destrezas desarrolladas y el impacto que ello tendrá en nuestra vida y en la de nuestra familia.

De este modo, la búsqueda de información es un elemento esencial en los inicios de nuestra labor como cuidadores. Entre muchos aspectos necesarios, nos permitirá conocer cuáles son las dificultades propias de una situación de cuidados, cómo nos afectan y cómo podemos enfrentarlas apropiadamente.

Los cuidados que nos proveemos a nosotros mismos son tan importantes como los cuidados que nuestro familiar necesita. Así que es muy importante tener en cuenta que:

  • Cuidar de nosotros mismos es cuidar mejor de nuestro familiar.
  • Cuidarnos a nosotros mismos implica aceptar toda la ayuda que tengamos disponible.
  • Delegar tareas y responsabilidades permite que otros familiares y amigos se sientan protagonistas del cuidado de un ser querido.
  • Tenemos nuestras limitaciones.
  • A veces hay que poner límites a los cuidados que prestamos.
  • La prevención de enfermedades y la promoción de nuestra salud son armas muy importantes que tenemos en nuestra mano.

Uno de los aspectos más importantes en el cuidado de una persona en situación de dependencia es la movilidad, y en el ámbito domiciliario no siempre se dan las condiciones idóneas para la movilización con seguridad; por lo que se debe prestar mayor atención a la higiene corporal a la hora de realizar los cambios posturales los principales consejos son:

  • Mantener espalda recta y rodillas flexionadas para realizar la movilización. Nunca doblar la espalda.
  • Movilizar cerca del cuerpo, ya que a mayor distancia el esfuerzo a realizar será mayor
  • No girar ni inclinar la espalda mientras se está llevando a cabo la movilización de la persona a nuestro cargo.
  • También hay que tener en cuenta la importancia que tiene la dieta y el ejercicio físico en los cuidadores para que estos se mantengan sanos y poder así cuidar mejor a las personas que tienen a su cargo, además de un buen descanso.

Sigue leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tamaño máximo de subida de archivos: 256 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí