Connect with us

Deporte

¿Me aplico frío o calor? ¿Cómo, cuándo y cuánto?

Publicado

el

Muchos acudís al fisioterapeuta con una lesión, molestia o dolor y estas son algunas de las preguntas más comunes que nos realizáis, en este artículo vamos a intentar resolveros algunas de las dudas más frecuentes y daros algunos consejos prácticos.

Crioterapia: Terapia basada en el empleo de bajas temperaturas.
Termoterapia: Tratamiento de dolencias mediante la aplicación de calor.

Cuándo y cómo aplicar frío: crioterapia.
Se aplica en situaciones en las que la lesión acaba de producirse o durante la fase inflamatoria, es decir, como mucho durante los primeros tres días después de una lesión.
Si tu lesión es reciente se recomienda tres aplicaciones de diez minutos de frío. Entre las distintas aplicaciones (cada aplicación) deberán transcurrir al menos dos horas.

Puedes aplicarte frio en:
Sobrecargas
Rotura de fibras
Golpes
Esguinces
Luxaciones
Fracturas
Tendinitis

Está contraindicada la aplicación de frio en las siguientes situaciones:
Después del período de inflamación aguda, es decir, después de tres días de realizar la lesión, pues retrasaríamos el tiempo y la calidad de reparación del tejido.

Antes de hacer ejercicio: el frío tiene un efecto sedante, y si lo aplicásemos la zona antes de entrenar quedaría anestesiada y podríamos lesionarnos sin saberlo. Al mismo tiempo, esta disminución de temperatura hace que el tejido se vuelva menos elástico y pierda fuerza.
Si sufres de hipersensibilidad al frío no se te ocurra utilizarlo. Existen personas alérgicas al frío, que llegan a tener reacciones en la piel graves si lo utilizan. Tampoco en casos de vasoespasmos, problemas circulatorios o problemas cardíacos graves diagnosticados.

Recomendaciones a la hora de su aplicación:
Nunca uses directamente el hielo sobre la piel. Siempre utiliza una toalla o tela que se interponga entre el hielo y tu piel.
Nunca superes los 40 minutos de aplicación, ya que podríamos crear una parálisis por frío y quemaduras cutáneas.

Cuándo y cómo aplicar calor: termoterapia.
Se aplica calor siempre que haya transcurrido la fase inflamatoria, tres días desde que ocurrió la lesión. Se recomienda un tiempo máximo de aplicación de 20 minutos y se puede repetir la aplicación tres veces al día.
Al aplicar calor estamos produciendo un aumento de sangre en la zona, una disminución de la presión arterial y un efecto sedante debido a la relajación muscular y alivio de la fatiga muscular.

Puedes aplicarte calor en:
Contracturas.
Sobrecargas.
Lesiones por esfuerzo.
Rigidez.

Antes de entrenar (para aumentar la flexibilidad y evitar lesiones).

Está contraindicada la aplicación de calor en las siguientes situaciones:
Cuando se presenta inflamación, es decir, si la zona está caliente, enrojecida e hinchada.
Durante los tres primeros días tras un golpe, esguince o fractura (ya que entonces la inflamación aún está presente).
En casos de anestesia o alteración de la sensibilidad (deberemos tener especial cuidado por el riesgo de quemaduras).
Procesos infecciosos, cardiopatías descompensadas, ni en caso de alteraciones de la tensión arterial como en hipotensión grave.

Recomendaciones a la hora de su aplicación:
Deberemos tener cuidado a la hora de aplicar el calor, ya que podemos quemar nuestra piel sin darnos cuenta. Tenemos que notar calor intenso pero agradable
Esperamos haber aclarado las principales dudas sobre la aplicación de frio o calor, pero si tiene dudas antes de usar alguna de estas técnicas le recomendamos ponerse en contacto con su fisioterapeuta de confianza.

Sigue leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tamaño máximo de subida de archivos: 256 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí