Connect with us

Sin categoría

La lucha contra la báscula

Publicado

el

{xtypo_rounded2}

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}stamos en la época del año donde los nuevos propósitos están en su punto máximo. Por ejemplo, dejar de fumar, cambiar la alimentación o empezar un programa de ejercicio físico para perder peso, entre otros deseos, que algunas veces se quedan en un intento. La finalidad de este texto es ayudaros a entender un poco sobre cómo elegir un programa de entrenamiento para la pérdida de grasa corporal sin entrar en los errores más comunes. Pero antes me gustaría hacer un pequeño resumen del historial navideño típico en muchas familias.

{loadmoduleid 293}

El pasado diciembre fue un mes de descontrol, repleto de eventos calóricos con comidas de empresa, reunión de amigos, reencuentro con familiares, Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y, para rematar, los Reyes Magos con sus regalos, algunos de ellos los indeseados kilitos de más. La inactividad o baja actividad física cuando está asociada a un desequilibrio entre la ingesta calórica y el gasto energético pueden ser los grandes motivadores de esta momentánea ‘lucha’ contra la báscula. Queremos transformar la lucha temporal en un hábito saludable combinando actividad física y entrenamiento con un programa de alimentación equilibrado, sin prisas ni obligaciones pero buscando resultados a corto plazo y ya está.

El ejercicio es medicina, y cuando está bien estructurado podemos sumar muchos beneficios a parte de la pérdida del tejido graso. Por ejemplo, aumentar la sensibilidad a Ia insulina (control de los niveles de azúcar); mejorar los niveles hormonales buenos (GH y testosterona) y malos (cortisol, grelina o Ieptina) para hombres y mujeres; o mejorar Ia masa muscular o masa magra, que son verdaderos ‘quemadores de grasa’. ¡Vale! Pues vamos transformar los propósitos en intentos con éxitos. Proponemos inicialmente una valoración del estado físico y el estado de salud para conocer de qué manera debemos empezar el programa de entrenamiento.

Enseguida se debe aplicar una batería de tests físicos para conocer datos importantes como la fuerza máxima, la capacidad cardio respiratoria y la capacidad funcional. Una vez conociendo el perfil del sujeto, aplicaremos diferentes métodos de trabajo de fuerza y resistencia muscular y entrenamiento cardiovascular como capacidades prioritarias.

Luego organizaremos los días de entrenamiento según disponibilidad mensual, semanal y diaria. No existe una ‘receta’ concreta o una tabla de ejercicios (como normalmente se conoce) para empezar el programa, pero aconsejamos que sea variado, evitando, por ejemplo, hacer sólo caminatas como única alternativa o cualquier actividad estilo cardio añadiendo mucho tiempo a un ritmo cardiovascular cómodo o las clases colectivas convencionales. Combínalas con entrenamiento de fuerza, pero conoce qué carga y kilos debes mover y qué hacer. Entrenar no es sólo entrenar, así que busca profesionales cualificados que sepan prescribir sesiones con ejercicios adaptados a tu necesidad física y de salud. Crea un hábito y lucha por tu salud, no por la báscula puntualmente.

{/xtypo_rounded2}

Sigue leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tamaño máximo de subida de archivos: 256 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí