Connect with us

Negocio

Pensando en la Declaración de Renta de 2017

Publicado

el

Si eres empresario o profesional y trabajas desde casa, podrás deducir los gastos de titularidad del inmueble en proporción a los metros cuadrados que destine a la actividad, como son el IBI, la comunidad de vecinos, tasas, etc. Asimismo, podrás deducir un porcentaje, según el tiempo que destines al desarrollo de la actividad, de la parte de vivienda utilizada en la misma sobre los gastos de suministros como Internet, luz, agua o calefacción. En 2018 la ley fija ese porcentaje en el 30%. Si te desplazas por motivos de trabajo fuera del domicilio de la actividad y te tienes que pagar la manutención, podrás deducirte ese gasto siempre que esté justificado por factura y sea necesario. No obstante, a partir de 2018 estos gastos se podrán deducir con los límites establecidos para las dietas exceptuadas de gravamen reguladas en el Reglamento y que se paguen con tarjeta. Si realizas actividades económicas y el rendimiento neto lo determinas en estimación directa, y piensas que crearás empleo en 2017 y 2018 respecto a 2016, sí te puedes beneficiar del régimen especial de empresas de reducida dimensión; te interesará invertir en elementos nuevos del inmovilizado material o en inversiones inmobiliarias que se podrán amortizar libremente hasta en 120.000 € / año por cada persona / año de incremento de plantilla. Si vas a realizar gastos en atención a clientes y proveedores antes de que termine el año y vas a superar en este tipo de gastos los 2.000 € anuales, te puede interesar aplazar el exceso de ese importe a 2018, pues ese tipo de gasto deducible está limitado a esa cantidad. Si calculas el rendimiento neto de tu actividad por estimación objetiva, y en 2018 vas a poder seguir haciéndolo porque no prevés superar los límites en este año, es el momento de echar cuentas y ver si tu rendimiento neto real supera o no al que te sale por módulos. En el primer caso te puede interesar renunciar al régimen, teniendo en cuenta que la estimación directa conlleva obligaciones formales mayores. Si estás pensando en transmitir en vida de manera lucrativa tu negocio familiar a tus descendientes o las participaciones en una sociedad familiar, la ganancia patrimonial generada no tributará siempre que se cumplan los requisitos para aplicar la reducción del 95 por 100 en la transmisión de la empresa familiar en los términos regulados en la normativa del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, con independencia de que apliques la normativa autonómica por ser más favorable.

Sigue leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tamaño máximo de subida de archivos: 256 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí