Connect with us

Entretenimiento

Francisco Hernández (1932-2012) Vélez-Málaga

Publicado

el

El Jueves Santo de 2012 en Vélez-Málaga se instaló la pena general. Había muerto Paco Hernández. Se fue en una fecha clave para él y para los veleños. El mundo de la cultura, el de las cofradías, el del arte… se vistieron de luto. Su pérdida, irreparable para su familia, fue también un motivo de dolor para multitud de personas que creyeron en él, en su arte, en su visión de la vida, en su interpretación de las cosas, en su modo de trabajar y crear… Paco era mucho más que un artista pintor. Era todo un símbolo de capacidades, vitalidades, reflexiones… Emprendedor de las artes, su habilidad para el dibujo estuvo siempre muy por encima de lo mucho y bueno conocido en esta bendita tierra andaluza. Era un maestro en el más completo sentido de la palabra. Referente para otros muchos artistas, hay una pléyade de seguidores que tratan de imitarle, de seguir sus pasos, de parecerse a él, de atender a sus iniciativas. Ha creado escuela, y su estela no se perderá.

Natural de Melilla (1932) vino a vivir a Vélez-Málaga (1937) con motivo de un traslado profesional de su padre. Y en Vélez-Málaga creció, desde aquí despegó, y aquí terminaron sus días. La mayor parte de su vida, por tanto, la pasó en la Axarquía. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y, tras años de estudio y éxitos en la capital del reino, regresó a su Vélez-Málaga, a disfrutar de la luz, del clima, de los amigos y del paisaje.

En 1945 dibujó a plumilla un vía-crucis para la iglesia veleña del Trapiche, y, pocos años después, pintó el cuadro que preside el templo del convento de San Francisco. Entre sus hitos como pintor habría que destacar la exposición individual en Málaga de 1955, en la sala de la Sociedad Económica de Amigos del País, y, en 1966, su participación en la Bienal de Venecia, a donde volvería – como invitado por el Instituto de Cultura Hispánica – en 1970.

Ilustrador de libros, autor de carteles, estandartes de Semana Santa, cuadros homenaje, muralista… Con capacidad manifiesta para las obras de gran tamaño sus murales resultan impresionantes. Entre ellos cabría señalar algunos como el Altar Mayor de San Juan Bautista de Vélez-Málaga, el Altar Mayor de la iglesia de Cómpeta, el de la iglesia de El Salvador en Nerja, el mural homenaje a Málaga en el Centro Cultural Provincial de calle Ollerías, “El Juicio de Salomón” en el Colegio de Abogados, el de la Casa Hermandad de La Paloma de Málaga, etc., etc.

Aquí, en “su tierra” Vélez-Málaga, se le ha querido, respetado y reconocido mucho. Su inagotable apoyo a la Semana Santa de “su ciudad” queda plasmado en la cantidad de estandartes, carteles, y cuadros homenajes que ha donado. Fue pregonero de la Semana Santa de 1980, Axárquico de Honor en 1993, Hijo Adoptivo en 1993, Escudo de Oro en 1999, y, hasta en dos ocasiones, propuesto por el ayuntamiento veleño para la Medalla de Oro de Andalucía.

Con gran amor, la ciudad de Málaga le abrió sus puertas por última vez, en 2007, con la exposición “Entre el Clasicismo y la Modernidad”, en el Museo del Patrimonio de la ciudad. En dicha muestra se repasaban seis décadas de la trayectoria del artista, y donde se ponía en evidencia la pluralidad de temas y los diversos estilos de su obra.

De él se han dicho y escrito cosas muy bellas. Nos quedamos con la frase de Salvador Dalí cuando dijo aquello de “Yo soy el mejor pintor del mundo; Francisco Hernández el mejor dibujante”. Su obra está presente en el Museo de Arte Contemporáneo del Vaticano, en el de Arte Moderno de Milán, en el palacio de la Zarzuela de Madrid, y en un larguísimo etc., que le sitúan como uno de los artistas españoles más destacados del siglo XX. En unas declaraciones al Diario Sur, de Málaga, dijo hace unos meses: “…Lo mío con la pintura es sencillamente una obsesión, un vicio… Me he llegado a preguntar, a veces, si era una enfermedad… El éxito no es gratuito, es fruto del trabajo, la constancia y la serenidad…”

Hernández ha vivido casi toda su vida en Vélez-Málaga y Torre del Mar. Y para los veleños siempre ha sido un orgullo saber que entre nosotros laboraba un artista singular, creador, culto y desprendido. A muchos nos ha honrado con su amistad. A solo algunos ha revelado sus secretos.

Ha muerto Paco Hernández. El Ayuntamiento ha decretado tres días de luto oficial. Su sombra cubre a Vélez-Málaga y toda su Axarquía, a sus cofrades, a sus pintores, a sus amigos, a los caballeros del campo y a los héroes del mar que le admiraron, a cuantos le conocieron, y a quienes le quisieron y respetaron. La historia de Paco Hernández ha sido una gran historia y pervivirá. Aunque el Jueves Santo de 2012 se nos alejara de esta vida terrena.

 

Nota: (Del libro Notables de la Axarquía. Autor Francisco Montoro Fernández)

Sigue leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tamaño máximo de subida de archivos: 256 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí