Connect with us

Deporte

Kinesiotaping ¿Cómo actua en mi cuerpo?

Publicado

el

A partir del siglo XX se comienzan a usar nuevos procedimientos con el fin de complementar el tratamiento del dolor musculoesquelético. Uno de esos procedimientos es el vendaje neuromuscular o kinesiotaping, esas “tiras de colores” que en los últimos años vemos a deportistas y personas que acuden al fisioterapeuta.

            El vendaje neuromuscular fue creado por el Dr. Kenzo Kase en 1973, popularizándose su uso durante los Juegos Olímpicos 2008 al aplicarse en gran número de deportistas de diferentes disciplinas. Hoy en día se emplea en la práctica clínica diaria, con efectos beneficiosos en diferentes patologías.

 ¿QUÉ ES EL VENDAJE NEUROMUSCULAR O KINESIOTAPING?

     Es un vendaje 100% libre de látex, elástico y adhesivo, de fibras de algodón, que no contiene NINGÚN FÁRMACO  o sustancia médica. Según sus creadores, fue diseñado para un uso terapéutico ya que el principal beneficio es reducir el dolor a través de un estímulo indirecto sobre el sistema nervioso.

     Según el Dr. Kenzo, “la aplicación del kinesiotaping sobre la piel de forma adecuada consigue una elevación de la piel a nivel microscópico (efecto lift) que permite aumentar el espacio intersticial (entre la piel y el músculo) que se ve frecuentemente reducido ante una situación de fatiga o sobrecarga de los tejidos blandos. Esto resulta en una disminución de la compresión local, facilitando a su vez la circulación linfática y sanguínea y reduciendo la estimulación de los nociceptores (terminaciones nerviosas encargadas de la transmisión  del dolor)”.

Una de las diferencias principales con los vendajes tradicionales es que el kinesiotaping no impide el movimiento para tratar de eliminar los dolores músculo-esqueléticos, ya que se trata de cintas elásticas que se aplican en la zona afectada.

Además, se puede llevar durante varios días. El vendaje aplicado es resistente al agua, es decir el paciente se puede duchar, e incluso nadar o bañarse.

EFECTOS

Como ya hemos mencionado, con la aplicación se crea más espacio en la zona del subcutis, donde se encuentran entre otros los vasos iniciales linfáticos, los vasos capilares y diversos receptores sensitivos que conectan con el sistema nervioso. Utilizando diferentes técnicas, se pueden conseguir diversos efectos. Uno de los más importantes efectos es la analgesia por disminución de la presión y la mejoría de la circulación.

       Después de un trauma el tejido reacciona con un proceso inflamatorio. Se forma una hinchazón local la cual presiona sobre el tejido alrededor. Este aumento de presión trastorna la circulación sanguínea e impide la evacuación linfática, de modo que aumenta la presión en los nociceptores. El cuerpo entiende esto como dolor.

        La función elevadora del vendaje neuromuscular, disminuye inmediatamente la presión, normalizando la circulación sanguínea y la evacuación linfática. Esto disminuye la presión sobre los nociceptores y así disminuye también directamente el dolor percibido. Automáticamente posibilita un patrón de movimiento más fisiológico, lo cual beneficia la recuperación del tejido.

        El vendaje neuromuscular ayuda al movimiento fisiológico, activando así el proceso de recuperación propio del corporal. Dicho de otra manera,  ayuda a lo que el propio cuerpo haría en situaciones óptimas.

      Al aplicar el vendaje con diferentes técnicas, se puede influir sobre diversos tejidos de manera distinta:

– analgesia, disminución considerable del dolor.
– mejorar la función muscular por regulación del tono muscular
– ayuda a la función articular por medio de:
    a) estimulación de la propiocepción
    b) corrección de la posición articular
    c) corrección de la dirección del movimiento
    d) aumento de la estabilidad
– eliminar bloqueos de la circulación sanguínea y evacuación linfática (disminución de hematomas)
– mecanismo neuroreflejo (corrección de la fascia).

CAMPOS DE APLICACIÓN

Debido a sus múltiples efectos, los campos de aplicación de esta técnica de vendaje pueden ser muy variados:
   · Deporte.
   · Rehabilitación.
   · Pediatría.
   · Traumatología.
   · Reumatología.
   · Neurología.
   · Ginecología.
   · Post-cirugía.
   · Fisioestética.
   · Podología.
   · Etc.

 

CONSIDERACIONES FINALES

Al tratarse de una herramienta terapéutica, que influye sobre la salud de nuestro sistema musculoesquelético, la aplicación y seguimiento de este tipo de vendaje debe ser realizada siempre bajo el criterio de un PROFESIONAL, para así garantizar un resultado optimo y una mejora de la nuestra CALIDAD DE VIDA.

Sigue leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tamaño máximo de subida de archivos: 256 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí