Connect with us

Medio Ambiente

¿Cuáles son los gases de efecto invernadero?

Publicado

el

El llamado “efecto invernadero” consiste en la elevación de la temperatura del planeta provocada por la acción de un determinado grupo de gases, algunos de ellos producidos masivamente por el hombre, que absorben la radiación infrarroja, ocasionando que se caliente la superficie de la tierra y la parte inferior de la capa atmosférica que la rodea. Es gracias a este efecto invernadero el que es posible la vida en la Tierra, ya que, de no ser por ello, las temperaturas medias rondarían los -88 grados.

¿Cuáles son los gases de efecto invernadero?

Los denominados gases de efecto invernadero o gases invernadero, responsables del efecto descrito anteriormente, son:

  • Vapor de agua (H2O)
  • Dióxido de carbono (CO2)
  • Metano (CH4)
  • Óxidos de nitrógeno (NOx)
  • Ozono (O3)
  • Clorofluorocarburos (CFCartificiales)

Si bien todos ellos (salvo los CFCs) son naturales, desde la Revolución Industrial y debido principalmente al uso intensivo de los combustibles fósiles en las actividades industriales y el transporte, se han producido sensibles incrementos en las cantidades de emitidas a la atmósfera. La características de estos gases de efecto invernadero es que retienen el calor, por lo que conforme más concentración de estos gases haya en la atmósfera, menos calor se podrá escapar.
Todo se agrava con la existencia de otras actividades humanas, como la deforestación, que han limitado la capacidad regenerativa de la atmósfera para eliminar el dióxido de carbono, principal responsable del efecto invernadero ya que es el que más se emite hoy día.

El vapor de agua

El vapor de agua (H2O) es el mayor contribuyente al efecto invernadero natural y es el que está más directamente vinculado al clima y, por consiguiente, menos directamente controlado por la actividad humana. Esto es así porque la evaporación depende fuertemente de la temperatura de la superficie (que casi no es modificada por la actividad humana, si consideramos grandes extensiones), y porque el vapor de agua atraviesa la atmósfera en ciclos muy rápidos, de una duración por término medio de uno cada ocho o nueve días.

El dióxido de carbono

El dióxido de carbono (CO2) contribuye a que la Tierra tenga una temperatura habitable, siempre y cuando su concentración se mantenga dentro de un intervalo determinado. Sin dióxido de carbono, la Tierra sería un bloque de hielo, pero por otro lado, un exceso impide la salida de calor al espacio y provoca un calentamiento excesivo del planeta. Se origina a partir de fuentes tanto, naturales (respiración, descomposición de materia orgánica, incendios forestales naturales), como antropogénicas (quema de combustibles fósiles, cambios en uso de suelos (principalmente deforestación), quema de biomasa, actividades industriales, etc.

El metano

Se trata de una sustancia que se presenta en forma de gas a temperaturas y presiones ordinarias. Es incoloro y apenas soluble en agua en su fase líquida. El 60% de sus emisiones en todo el mundo es de origen antropogénico, principalmente de actividades agrícolas y otras actividades humanas. Aunque también se origina a partir de la descomposición de residuos orgánicos, fuentes naturales, extracción de combustibles fósiles, etc. En condiciones donde no hay oxígeno.

Los óxidos de nitrógeno

Los óxidos de nitrógeno (NOX) son compuestos gaseosos de nitrógeno y oxígeno que se forman en la combustión con exceso de oxígeno y altas temperaturas. Son liberados al aire desde el escape de vehículos motorizados (sobre todo diésel y de mezcla pobre), de la combustión del carbón, petróleo o gas natural, y durante procesos tales como la soldadura por arco, galvanoplastia, grabado de metales y detonación de dinamita.

El ozono

El ozono (O3), a temperatura y presión ambientales, es un gas incoloro de olor acre, que en grandes concentraciones puede volverse azulado. Su principal propiedad es que es un fortísimo oxidante, siendo principalmente conocido por el importante papel que desempeña en la atmósfera. El ozono estratosférico actúa como un filtro que no deja pasar hasta la superficie de la tierra la perjudicial radiación UV. Sin embargo, si el ozono está presente en la zona más baja de la atmósfera (troposfera), puede provocar, en concentración suficiente, daños en la vegetación.

Los CFCs

Los clorofluorocarburos, denominados también CFCs, son derivados de los hidrocarburos y que, debido a su alta estabilidad físico-química han sido muy usados como líquidos refrigerantes, agentes extintores y propelentes para aerosoles. La fabricación y empleo de los clorofluorocarbonos fueron prohibidos por el protocolo de Montreal, debido a que atacan la capa de ozono mediante una reacción fotoquímica. Una tonelada de CFC producirá en los 100 años siguientes a su emisión a la atmósfera un impacto de calentamiento global equivalente a 4000 veces la misma proporción de dióxido de carbono (CO2).

Sigue leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tamaño máximo de subida de archivos: 256 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí